03.05.2017

¿Seguiremos viendo a Bela y Lima solos en el banquillo?

Por primera vez en toda la carrera de Bela, desde que es número 1, pierde dos finales consecutivas. Muchos analizan la madurez de Paquito Navarro y la maestría de Sanyo Gutiérrez, pero nosotros queremos examinar un detalle, a nuestro juicio, bastante importante.

A principio de temporada, el que fuera entrenador de Fernando Belasteguín, Miguel Sciorilli anunciaba que cerraba su ciclo profresional, después de 15 años, como entrenador de la pareja nº1 del mundo, Fernando Belasteguín y Pablo Lima. 
 
Este era su comunicado en redes sociales el 28 de febrero del 2017:

“Tengo el placer de comunicarles que hoy cierro una de las etapas más bonitas y enriquecedoras de mi vida. Quiero agradecer a mi gran amigo Fernando Belasteguin “Bela” que me permitiera aprender y disfrutar a su lado durante tantos años de este deporte que tanto nos apasiona. Hoy cierro un ciclo profesional maravilloso que tuve el placer de compartir con profesionales y mejores personas, de la talla de Pablo Lima , Marcela Ferrari y Toni Martínez”

Lo cierto es que durante el gran reinado de Bela, es la primera vez que pierde dos finales consecutivas. Tratándose de uno de los mejores jugadores de la historia, podríamos decir que es debido a un cambio de ciclo. Es posible pero, si analizamos un poco más a fondo, podemos identificar una variable común a estas dos derrotas (crónica del WPT Santander Open).
Esta variable, es la figura del coach en competición. Sabemos que Marcela Ferrari sigue entrenando, como viene haciendo hace años ya, a Bela y Lima pero, de momento, no ha acompañado a los nº1 en el banquillo del World Pádel Tour. 

Es cierto que Paquito y Sanyo han pegado un salto de calidad importante como pareja, y debido a esto están poniendo en más apuros a los nº1. He aquí de vital importancia la figura del coach, a nuestro juicio, en competición. Ahora se darán más momentos críticos durante los partidos que un jugador a 180 pulsaciones, por muy bueno que sea, no puede gestionar con calidad. 

Os detallamos algunas diferencias, en estos dos torneos entre, Paquito Navarro y Sanyo Gutiérrez con respecto a Fernando Belasteguín y Pablo Lima:

1. Paquito y Sanyo
repasan los últimos detalles junto a su entrenador Ramiro Choya, minutos previos al comienzo del partido.


2. Bela y Lima, se preparan para saltar a la "central court". No se intercambian muchas palabras, ya todo está dicho.


3. Ramiro Choya está en continua charla para que sus pupilos no se desvíen del camino y poder superar los momentos críticos. Mientras, Paquito y Sanyo, cogen aire y escuchan con atención a su técnico.


4. Bela y Lima se autogestionan solos y, como podemos ver en la imagen,  Bela lleva la voz cantante de la pareja.


5. Ramiro en cada intercambio anima y refuerza a los suyos.



En resumen, cuando hablamos de pádel de alta competición, la figura del entrenador es fundamental. Una persona de confianza que sabe lo que cada uno de sus pupilos puede dar dependiendo del momento y resolver esas crispaciones, o diferencias, que pueden darse entre compañeros. 

A lo mejor, con la ayuda de su entrenador, Bela hubiese podido gestionar mejor durante el partido el stress ocasionado por las condiciones meteorológicas.

Aquí podéis ver las declaraciones de Bela al acabar el partido de semifinales:



La pregunta es,
¿Seguiremos viendo a Bela y Lima sin entrenador/a en el banquillo?

Como bien dice Sanyo en el Resumen de la final del Miami Pádel Mástera Paquito lo tiene al lado en la pista pero son muchos más los que están dentro con ellos. 

Por eso, acabamos este artículo con esta imagen tan significativa.


¿Te ha gustado?

Facebook Twitter LinkedIn